viernes, 14 de septiembre de 2012

COMO ELIMINAR EL SABOR PICANTE DE UN GUISO

Hola a todos, hoy quiero contaros un truco de cocina, que os vendrá  bien  para que  cuando algo de esto os  ocurra, no se convierta en un problema  muy gordo, si para colmo, el día que te ocurre, tienes invitados a comer. Puede hacerse con cualquier guiso.
Yo quise agasajar a la familia de mi marido con unas alubias con liebre, ya que ellos son muy aficionados a los conejos de caza y liebres. Mi hermano Manuel es cazador, pero es un cazador muy consecuente, nada de furtivo y además defensor de la caza controlada que también es muy necesaria, ya que si no fuera así, no se podrían sembrar ningún tipo de vegetal, viñas, olivos, tomates etc. Ya que cuando hay exceso de conejos en el campo, son   como plagas que dejan el campo desértico, pues no dejan ni un tallo.  Se lo comen todo.
Bueno pues preparé mis alubias con una  de las piezas que suele regalarme mi hermano , de sabor estaban  exquisitas de sal igual pero¡¡¡ picaban que no podías ni probarlas¡¡¡¡ porque claro yo les había puesto un poco de guindilla o un mucho según parece, y entonces buscando ,y buscando, encontré una solución que llevé a cabo, y me dio un resultado extraordinario, era lo más sencillo que podéis imaginar. RALLAR UNA MANZANA, pues aunque os parezca increíble, fue empezar a rallar la manzana y suavizarse el picor del guiso. El caso es que nos lo comimos tranquilamente como  si no hubiera ocurrido nada y nadie se dio cuenta del incidente que me ocurrió.
 Como el invierno  está cerca, y los guisos  recios apetecen mucho, Y por si alguien quiere hacer la receta, aquí os la pongo.
                                                     Alubias con liebre, o conejo de monte

Liebre con judias blancas
                                                
INGREDIENTES

 Una liebre o conejo, troceado                                                 
250 gramos  de alubias blancas.                               
1litro de agua
1 guindilla                                                                                                             
Unos granos de pimienta.
Un vaso de vino blanco.
3 dientes de ajo muy picaditos.
Una cebolla cortada muy finita, muy finita.
Hoja de laurel.
Una cucharadita de pimentón dulce.
Un vaso de aceite, si puede ser del campo de Montiel, mejor.

Preparación
-Previamente hemos puesto  a remojo las alubias, la noche anterior.
-Ponemos una sartén al fuego con el aceite, cuando este  esté caliente, ponemos la liebre o conejo salpimentada en la sartén, dejamos que se dore bien por todos los lados. Seguidamente ponemos la cebolla y el ajo y le dejamos pochar un poco, le ponemos el pimentón y le damos unas vueltas, le agregamos el tomate que se sofría un poco y seguidamente le ponemos el vaso de vino y la guindilla... Dejamos que hierva a fuego lento.
-Mientras tanto, ponemos las alubias blancas a cocer con, la hoja de laurel y un poco de sal o una pastilla de caldo de verduras, dejamos que hiervan hasta que más o menos estén tiernas, dependerá del recipiente que utilicéis, si olla exprés, rápida o cazuela de barro.
-Cuando las liebres más o menos veáis que ya está tierna, se vierte encima de las judías y se mezclan y se dejan cocer junto  unos 15 o 20 minutos más para que cojan el sabor de la salsa de la carne.
Espero que os guste. Si la hacéis y os gusta. Escribirme y me lo contáis.
Un saludo.
Clementina.